“¡Salve, César!”: La nueva comedia de los hermanos Coen

Mucho amor a la época de oro del cine

Dos potencias del humor negro como son los Hermanos Coen nos regalan otra película mas, ¡Salve, César!. Esta vez el punto de mira es el Hollywood clásico de principios de la década de 1950 visto desde el costado de un productor que se encarga de remendar y arreglar conflictos internos de las estrellas del estudio ficticio Capitol.

El protagonista de esta tragicomedia es Eddie Mannix (Josh Brolin), inspirado en VP Mannix, quien se hizo famoso tapando escándalos y resolviendo conflictos durante varias décadas en la MGM. En verdad, nada de lo que ocurre en este nuevo film de los Coen que inauguró el último Festival de Berlín es estrictamente como ocurrió, pero casi todos los hechos y personajes tienen alguna conexión con la historia del cine.

La película muestra mucho del mundillo interno de cómo se trabaja(ba) en los estudios de Hollywood, con periodistas de chismes (las gemelas que interpreta Tilda Swinton), musicales, coreografías acuáticas con Scarlett Johansson como una suerte de Esther Williams, pasando por westerns liderados por el joven y popular galán Hobie Doyle (un brillante Alden Ehrenreich), que se convertirá en una pesadilla actoral cuando deba incursionar en un drama dirigido por un realizador prestigioso (Ralph Fiennes).

REVIEW

Dirección
Actuación
Relato
Arte
Fotografía
Música
4

La gran apuesta de Capitol es ¡Salve, César!, épica de romanos a la Ben Hur que encabeza Baird Whitlock (George Clooney), la principal estrella del estudio. El problema es que en medio de la producción el actor es secuestrado por un grupo de guionistas comunistas y allí comenzarán a acumularse los problemas y, claro, los enredos que Mannix deberá sobrellevar con ingenio, astucia y aplomo.

No todos los conflictos funcionan perfectos y por momentos los chistes no explotan, pero la historia siempre está brillando por la constante simpatía que los personajes nos proponen.

You may also like

By