Uncategorized

maxresdefault

El gran regreso de Christopher Nolan se mira intenso, explosivo y majestuoso con este primer trailer visualmente intimidante y un poco frío que va acompañado de una banda sonora de Hans Zimmer. El cineasta británico-estadounidense nos transporta a la devastada playa de Dunkerque en el Norte de Francia, escenario de múltiples bombardeos al inicio de la Segunda Guerra Mundial.

Tras el éxito de Interstellar, Christopher Nolan se ha interesado en un hito de la historia: la Operación Dinamo, una batalla en la que las tropas francesas y británicas resistieron heroicamente un asalto alemán del 21 de mayo al 4 de junio y lograron salvar a la mayoría de los soldados embarcándolos hacia el Reino Unido.

 Si bien Dunkirk estará protagonizada por Tom Hardy y Cillian Murphy,  veremos también al cantante de One Direction, Harry Styles, convertirse en soldado.

La ceremonia número 74 de los premios Globo de Oro, que será el 8 de enero, con conducción de Jimmy Fallon tendrá entre los más nominados a las películas La La Land (comedia romántica y musical con Ryan Gosling y Emma Stone), con siete nominaciones; Moonlight, drama de Barry Jenkins, con seis; y Manchester by the Sea, drama interpretado por Casey Affleck y Michelle Williams,con cinco.

Entre las categorías de televisión, la serie más nominada es The People vs. O.J. Simpson: American Crime Story, drama que recrea el juicio medeiatizado a O. Simpson en la década de 1990, creado por Ryan muphy (Glee, American Horror Story).

Aquí, la lista completa de nominados:

Cine

-Mejor película de drama: “Hacksaw Ridge”, “Hell or High Water”, “Lion”, “Manchester by the Sea”, “Moonlight”.

-Mejor película musical o de comedia: “20th Century Women”, “Deadpool”, “Florence Foster Jerkins”, “La La Land”, “Sing Street”.

-Mejor director: Damien Chazelle, “La La Land”; Tom Ford, “Nocturnal Animals”; Mel Gibson, “Hacksaw Ridge”; Barry Jenkins, “Moonlight”, Kenneth Lonergan, “Manchester by the Sea”.

-Mejor actriz, drama: Amy Adams, “Arrival”; “Jessica Chastain, “Miss Sloane”; Isabelle Huppert, “Elle”; Ruth Negga, “Loving”; Natalie Portman, “Jackie”.

-Mejor actor, drama: Casey Affleck, “Manchester by the Sea”; Joel Edgerton, “Loving”; Andrew Garfield, “Hacksaw Ridge”; Viggo Mortensen, “Captain Fantastic”; Denzel Washington, “Fences”.

-Mejor actriz, musical o comedia: Annette Bening, “20th Century Women”; Lily Collins, “Rules Don’t Apply”; Hailee Steinfeld, “The Edge of Seventeen”, Emma Stone, “La La Land”; Meryl Streep, “Florence Foster Jerkins”.

-Mejor actor, musical o comedia: Colin Farrell, “The Lobster”; Ryan Gosling, “La La Land”; Hugh Grant, “Florence Foster Jerkins”; Jonah Hill, “War Dogs”; Ryan Reynolds, “Deadpool”.

-Mejor actriz de reparto: Viola Davis, “Fences”; Naomie Harris, “Moonlight”; Nicole Kidman, “Lion”; Octavia Spencer, “Hidden Figures”; Michelle Williams, “Manchester by the Sea”.

-Mejor actor de reparto: Mahershala Ali, “Moonlight”; Jeff Bridges, “Hell or High Water”; Simon Helberg, “Florence Foster Jenkins”; Dev Patel, “Lion”; Aaron Taylor-Johnson, “Nocturnal Animals”.

-Mejor película en lengua extranjera: “Divines” (Francia), “Elle” (Francia), “Neruda” (Chile), “The Salesman” (Irán, Francia), “Toni Erdmann” (Alemania).

-Mejor cinta animada: “Kubo and the Two Strings”, “Moana”, “My Life as a Zucchini”, “Sing”, “Zootopia”.

-Mejor guion: Damien Chazelle, “La La Land”; Tom Ford, “Nocturnal Animals”; Barry Jenkins, “Moonlight”; Kenneth Lonergan, “Manchester by the Sea”; Taylor Sheridan, “Hell or High Water”.

-Mejor música original: Nicholas Britell, “Moonlight”; Justin Hurwitz, “La La Land”; Johann Johannsson, “Arrival”; Dustin O’Halloran, Hauschka, “Lion”; Hans Zimmer, Pharrell Williams, Benjamin Wallfisch, “Hidden Figures”.

-Mejor canción original: “Can’t Stop the Feeling!” de “Trolls” (Música y letra: Justin Timberlake, max Martin, Shellback); “City of Stars” de “La La Land” (Música: Justin Hurwitz. Letra: Benj Pasek, Justin Paul); “Faith” de “Sing” (Música y letra: Ryan Tedder, Stevie Wonder, Francis Farewell Starlight); “Gold” de “Gold” (Música y letra: Brian Burton, Stephen Gaghan, Daniel Pemberton, Iggy Pop); “How Far I’ll Go” de Moana (Música y letra: Lin-Manuel Miranda)

Televisión

-Mejor serie de drama: “The Crown”, “Juego de tronos”, “Stranger Things”, “This is Us”, “Westworld”.

-Mejor serie de comedia o musical: “Atlanta”, “Blackish”, “Mozart in the Jungle”, “Transparent”, “Veep”.

-Mejor miniserie o telefilme: “American Crime”, “The Dresser”, “The Night Manager”, “The Night Of”, “American Crime Story: The People v. OJ Simpson”

-Mejor actor de serie drama: Rami Malek, “Mr. Robot”; Bob Odenkirk, “Better Call Saul”; Matthew Rhys, “The Americans”; Liev Schreiber, “Ray Donovan”; Billy Bob Thornton, “Goliath”.

-Mejor actor de serie comedia o musical: Anthony Anderson, “Black-ish”; Gaerl Garcia Bernal, “Mozart in the Jungle”; Donald Glover, “Atlanta”; Nick Nolte, “Graves”; Jeffrey Tambor, “Transparent”.

-Mejor actriz de serie drama: Catriona Balfe, “Outlander”; Claire Foy, “The Crown”; Keri Russell, “The Americans”; Winona Ryder, “Stranger Things”; Evan Rachel Wood, “Westworld”.

-Mejor actriz de serie comedia o musical: Rachel Bloom, “Crazy Ex-Girlfriend”; Julia Louis-Dreyfus, “Veep”; Sarah Jessica Parker,”Divorce”; Issa Rae, “Insecure”; Gina Rodriguez, “Jane the Virgin”; Tracee Ellis Ross, “Black ish”.

-Mejor actriz de miniserie o telefilme: Felicity Huffman, “American Crime”; Riley Keough, “The Girlfriend Experience”; Sarah Paulson, “American Crime Story: The People v. OJ Simpson”; Charlotte Rampling, London Spy; Kerry Washington, “Confirmation”.

-Mejor actor de miniserie o telefilme: Riz Ahmed, “The Night Of”; Bryan Cranston, “All the Way”; Tom Hiddleston, “The Night Manager”; Courtney B. Vance, “American Crime Story: The People v. OJ Simpson”; John Turturro, “The Night Of”.

-Mejor actor de reparto de serie, miniserie o telefilme: Sterling K Brown, “American Crime Story: The People v. OJ Simpson”; Hugh Laurie, “The Night Manager”; John Litgow, “The Crown”; Cristian Slate, “Mr. Robot”; John Travolta, “American Crime Story: The People v. OJ Simpson”.

-Mejor actriz de reparto de serie, miniserie o telefilme: Olivia Colman, “The Night Manager”; Lena Headey, “Juego de tronos”; Chrissy Metz, “This is Us”; Mandy Moore “This is Us”; Thandi Newton, “Westworld”.

 

El proceso de casting es en definitiva lo que marca el destino de una ficción; en especial cuando la misma se basa en una saga de libros que ya está muy arraigada en el imaginario de los fans. Si la selección no es correcta, habrá que lidiar a diario con la ira de Internet y las redes sociales.

Aunque no lo creas, y si no has leído las novelas de Martin, hasta Game of Thrones sufre de diferencias que han sido criticadas por los seguidores más acérrimos.

En los libros, Yara en realidad se llama Asha Greyjoy, y se la describe como una chica de piernas largas, con cabello negro y corto, de piel irritada, manos fuertes y una nariz demasiado grande para su rostro.

Bran debería parecerse más a Sansa, con su cabello rojizo y sus ojos azules.

Brienne nunca se parecerá a la mujer descrita por George RR, que la presenta como alguien de cabello similar a un nido de ardillas, con unos pocos dientes prominentes, boca muy grande y labios muy gruesos, y una nariz rota. Conclusión: sólo se salvan esos ojos azules de niña.

Debido a todo el vino que ingiere, Cersei debería estar muy inflada, al punto de no caber en sus habituales atuendos. Su cabello tendría que ser aún más dorado.

Lo de Daario Naharis es aleboso, pues deberíamos verlo con cabello y barba color azul -al igual que sus ojos-, más un bigote dorado.

Daenerys está muy bien representada, pese a que debería ser aún más joven y con ojos color violeta. En los relatos se habla de ella como alguien MUY DELGADA y de cabello corto.

El look de Euron debería ser todavía más intimidante, y eso hace a la esencia del personaje en la historia. Su cabello es oscuro como el mar se ve de noche y de tupida barba negra. Aunque su ojo izquierdo está cubierto por un parche de cuero, su ojo derecho se ve tan azul como el cielo en verano.

El trabajo con el rostro de Sandor Clegane en la serie de HBO es muy bueno, pero necesita ser todavía más aterrador para asemejarse a los libros. Los detalles más relevantes son la falta de una oreja donde directamente hay un agujero y una herida debajo de su mejilla donde puede verse el hueso.

Ser Jorah no es guapo porque todo el cabello que no tiene en la cabeza lo tiene en el resto del cuerpo, y es grueso y oscuro como el de un toro. Punto final de la historia.

La principal diferencia del villano Ramsay Bolton yace en sus ojos, que en la historia son descritos como dos cubos de hielo sucio…

Luego de la Batalla de Blackwater, Tyrion perdió la mitad de su nariz, lo que le da un look mucho más feo que el de Peter. Además, su cabello debería ser mucho más claro y uno de sus ojos de otro color.

Al igual que sucedió con Brienne, para el papel de Ygritte eligieron a una actriz bella, cuando en realidad debería ser una suerte de Michael Jackson en sus años de blanquito. Su cabello debería ser un total enredo, sus dientes rotos y sus ojos muy alejados entre ellos.

Y si la comida favorita de Eleven de Stranger Things no fueran waffles Eggo, sino el paté de Whiskas?

Una pregunta un poco WTF que tal vez se hizo Cassandra Murphy, una ilustradora originaria de Seattle. Desde hace un tiempo, esta chica se la pasó bomba readaptando las series más famosas de la pantalla chica… en versión felina.

Jessica Jones se convierte así en Jessicat, un lindo gatito de pelaje blanco, mientras que los héroes de Game of Thrones se ven inofensivos como gatos domésticos. Otras de las series que tuvieron la suerte de recibir un make over felino, fueron Parks and Recreation, Broad City y más recientemente, el último bebé de HBO, Westworld.

Un juego de palabras siempre bien pensado está incluido, como el caso de Orange is the New Cat. Bueno, con decirte que ni Black Mirror se escapa, y la verdad la serie Netflix nos daría mucho menos miedo si sus protagonistas fueran gatitos.

No sé, pero esto me parece un buen regalo de Navidad para los seriéfilos y los amantes de los gatos.

 

 

El video de cinco minutos cuenta la historia de un chico desgraciado de una familia pobre, que acaba matando a un hombre y contándole el asesinato a su madre para después dejarla para que se enfrente a la verdad.”I sometimes wish I’d never been born at all,” (a veces dsesería nunca haber nacido), dice el pistolero mientras se marcha a confrontar a los policías, gritando “Scaramouche, Scaramouche, will you do the Fandango?”

Casi no hay que decirlo, pero la policía nunca, nunca lo dejará irse, “no, no, no, no, no, no, no.”

La pobre Mama Mia queda desconsolada y el corto termina con la muerte del poor boy.anyway the wind blows… (si embargo, el viento sopla)

Desde esta semana Netflix permite descargar el contenido que muestra en su catálogo. Sin embargo, esto puede hacerse desde una Tablet o teléfono celular nada más, ya que esta actualización se encuentra disponible solamente para Android (versión 4.4.2 o superior) y IOS (versión 8.0 o superior).

La idea detrás para presentar esta innovación fue que el usuario a partir de ahora pueda visualizar el contenido sin la necesidad de una conexión a Internet. Así, los directivos de la compañía explicaron que esto fue pensado para aquellas personas que deseen realizar un viaje largo y quieran ver durante su trayecto alguna serie o película sin la necesidad de una conexión online. Sin embargo, no toda la programación de Netflix se encuentra habilitada para descargar, sino aquella que pertenece a la compañía.

 

Sin embargo, las descargas se encontrarán en la página “Mis Descargas” o “My Downloads” en la aplicación de Netflix. Éstas tienen fechas de expiración, que van desde las 48 horas, hasta los 7 días. El servicio mostrará cuánto tiempo le queda al usuario para visualizar dicho programa o película. Aun así, algunos de los productos no serán borrados por el servicio de la parte de My Downloads automáticamente, ya que se puede renovar la visualización offline (no todas las producciones de Netflix, sólo algunas).

Gastón Gallo

Gastón Gallo es reconocido mundialmente como uno de los mejores diseñadores de arte pirotécnico del mundo. Fue triple campeón mundial en espectáculos de fuegos artificiales con Jupiter Fuegos Artificiales y es el diseñador más joven en el mundo en haber ganado Montreal, Cannes y Chantilly.

Hombre ambicioso y emprendedor, Gallo es un apasionado del cine. Cursó la carrera de dirección en el CIEVYC y entre 2010 y 2011 estudió guión con Aída Bortnik y Juan José Campanella. En 2014 estrenó su ópera prima Gato Negro, protagonizada por Luciano Cáceres, y hoy en día se embarca en un nuevo proyecto.

Vos venís del palo de la pirotecnia, ¿cómo te metiste en el mundo del cine?

El cine siempre me fascinó y creo que el arte pirotécnico tiene mucho del cine, de su espectacularidad. Conocer a Aída (Bortnik) fue central en mi recorrido porque yo no venía del palo de la escritura y sus enseñanzas fueron muy importantes, me ayudó mucho. Lamentablemente ella no pudo ver la peli ni el guion terminado pero vio el cortometraje y se habrá imaginado que mis historias iban a ir por alguno de los temas que solía escribir.

¿Cuáles son esos temas recurrentes? ¿Lograste plasmarlos en Gato Negro?

Siempre escribí alrededor de los mismos conflictos que, por supuesto, en Gato Negro están presentes. En Gato Negro me interesaba documentar un momento histórico: el cierre de los ingenios de azúcar, las migraciones a la gran ciudad; quería hacerlo a través de la mirada de un personaje que fuera un sobreviviente, un personaje conflictivo, que se abriera camino a las trompadas, digamos. No me interesaba tomar partido, ni juzgar qué está bien y qué está mal, yo quería ubicarme en ese fino límite entre la luz y la oscuridad. Pero sí tenía bien claro que esa falta de límites tenía que llevar al personaje a un final trágico.

Vos sos de origen tucumano, ¿cuán autorreferencial es la película?

Hablemos claro: es una ficción; aunque obviamente hay mucho de autorreferencialidad porque mi familia es de origen tucumano. Tanto mi papá como mi mamá vivieron esa migración de Tucumán a Buenos Aires con mucho dolor y yo siempre mantuve una relación estrecha con mis abuelas, entonces son universos que conocía, y aunque tuve mucho que investigar, fue como explorar mis propias raíces. La cinematografía argentina no había tocado mucho la historia de la crisis de lo ingenios de azúcar en Tucumán y yo quería hablar de eso.

La película dura dos horas, tiene locaciones en Tucumán, en Buenos Aires… ¿estás de acuerdo con los críticos en que es una película ambiciosa?

Sin dudas es ambiciosa, porque el personaje también lo es. Yo creo que cada cual tiene que ser genuino con sí mismo y a mí me sale escribir cosas con mucho recorrido, con muchos elementos y me interesa retratar el camino de determinado tipo de personajes: esos que van para adelante, esos que avanzan; un poco por mi propia historia. Una peli con un personaje de esas características tenía que ser contada irremediablemente de esa manera. Con Gato Negro quedé contento porque no me traicioné ni traicioné a Tito Pereyra (Luciano Cáceres).

Gato Negro

¿Desde el comienzo imaginaste a Luciano (Cáceres) en la piel de Tito Pereyra?

No, la verdad que no (risas), primero habíamos elegido a otro actor para el protagónico y Luciano iba a interpretar a un personaje secundario, pero se dieron diversas circunstancias y Luciano ya me había manifestado que quería hacer de Tito… y así fue. A mí Luciano me encantaba pero no me cerraba que un tucumano de los ingenios tuviera ojos celestes cristalinos, entonces le propuse filmar con lentes de contacto y dijo que sí. Mostró siempre la mejor predisposición: antes del rodaje viajamos con él y otros actores a Tucumán para habituarnos, una experiencia muy linda. Desde el principio, Luciano puso mucha energía en el proyecto y creo que eso se percibe en la pantalla.

Tenés mucha experiencia organizando eventos, pero Gato Negro fue tu primera película, ¿cómo fue el tema de la realización?

Mirá, hacer una película es un quilombo, es como tratar de tener una pymes y hacerla de cero en una situación en donde no tenés nada a favor. Movés un montón de recursos, un montón de gente con la presión de contar con un tiempo limitado. En el caso de Gato Negro se suma la reconstrucción de época y la cantidad y variedad de locaciones: Retiro, Constitución, Mar del Plata, Tucumán… la verdad es que peleás, puteás, es un quilombo, pero también es una gran satisfacción. En Tucumán, por ejemplo, la gente se comportó bárbaro cuando se enteró de que había un loco que quería meterse a hacer una película ahí (risas), fue hermoso hacer que volviera a salir humo de esas chimeneas (las del ingenio) y que eso quedara plasmado en la película para siempre.

De todas las escenas que filmaste, ¿cuál fue la qué más te quedó grabada?

Sin dudas el encuentro entre Tito y el padre (Lito Cruz), porque ahí se generó algo mágico. Al salir a escena, Lito nos sorprendió a todos, a mí y a Luciano incluidos, e improvisó algo distinto a lo que estaba planificado. En el momento de la escritura del guión, yo sabía que ese momento iba a ser central, quizás el más conmovedor de toda la película, y cuando las cosas se dieron de forma tan natural en la primera toma, me dije “chau, no necesito más”. Fue perfecto.

Después de dos años del estreno de tu ópera prima, ¿tenés planes para una nueva película?

Sí, voy a seguir haciendo películas, porque quiero seguir plasmando en la pantalla distintos universos que me interesan. Todavía siento esa necesidad. Después de terminar Gato Negro, inmediatamente me puse a escribir un nuevo guion. Estamos viendo qué podemos hacer ahora que está terminado.

En este nuevo guión, ¿volvés sobre los mismos temas?

Siempre hay una continuidad, un alma, pero ahora es otro tema. Vamos a ver si logro filmarla el año que viene. También es, como dicen por ahí, ambiciosa. La verdad es que, si la ambición es mala palabra, yo ya estoy condenado.



Para muchos, Friends sigue estando entre sus series televisivas favoritas de todos los tiempos. Quizás incluso para Jennifer Aniston, una de las protagonistas de la sitcom que marcó una era. El programa tenía una cortina inconfundible: la canción I´ll be there for you, del grupo The Rembrandts, y vaya paradoja, era lo que Aniston más detestaba de trabajar en la serie.

Lo confesó la propia actriz en una entrevista con The One Show, revelando que sus compañeros de elenco también tenían animosidad contra la canción. “No éramos grandes fanáticos de ese tema”, dijo quien interpretaba a Rachel Green, para sorpresa del anfitrión. “No quise decir eso”, dijo inmediantamente la actriz al percatarse de lo que generó su revelación. “Sentíamos que era un poco… no sé. Bailar alrededor de una fuente se sentía un poco raro, pero lo hicimos”.

Además, Aniston dijo que cada vez que hace zapping y se cruza con un capítulo, tiene que volver a verlo: “No lo puedo evitar. Primero, trato de recordar qué episodio es. Luego, la mitad del tiempo estoy pensando ‘¡No recuerdo eso!’. Es imposible no ser absorbida por la nostalgia”.

Como lo demuestra la nueva película de Barry Jenkins, hay más que la “Blaxploitation” o la esclavitud para hablar de la comunidad afroamericana en el cine.

Las opiniones de los críticos que descubrieron Moonlight en los festivales de cine en Toronto y Nueva York (para citar sólo dos de los más prestigiosos), son excelentes. Desde hace unas semanas, Moonlight tiene incluso el lujo de considerarse la película independiente que arrasará en los Oscars.

Y es verdad que el avance sensible e hipnótico del largometraje tiene todo para seducirnos. Empezando por su música grave y apasionada, además de la delicadeza de una foto luminosa y cuidada – casi en exclusividad – porque el cineasta decidió escoger un tema poco común.

rs_1024x499-161118125402-1024-gaten-matarazzo-old-navy-111816

Fiel a la nostalgia ochentera — como en el hit de Netflix en el que participa —, el joven actor se divierte haciendo una versión del conocido “Pump Up the Jam” de los Technotronics, con un ligero cambio en la letra. De hecho, este video esta realizado con la colaboración de la marca de ropa americana, Old Navy. Nuestro querido Dustin le hace un poco de promoción, presentando las diferentes ofertas disponibles en la tienda para el Black Friday.

No es sorprendente ver a Gaten Matarazzo rapear. Antes de ser seleccionado para el reparto de Stranger Things, había interpretado a Gavroche en el musical de Los Miserables en Broadway. Ya ves, estos chavos traen más de un as bajo la manga.

La temporada 2 de Stranger Things, aún en producción no llegará hasta el verano del 2017 en Netflix.